fbpx
Buenos Aires - Argentina
El tiempo - Tutiempo.net

Noche Gay Rosarina: Angela King

Por  |  0 Comentarios

La ciudad de Rosario, en Argentina, tiene una larga historia. Posee una belleza única a la vera del río Paraná, con un casco histórico que data de las épocas de la independencia y barrios con modernos edificios dignos de ser conocidos.

Actualmente Rosario, se ha transformado en una ciudad gayfriendly, con una movida gay importantísima. Posee una amplía oferta de servicios tales como bares, discos, pubs, hoteles etc.
Hoy nos ocuparemos de los personajes que dan vida a la noche gay rosarina. Nuestra primera figura es Angela King.

Angela King es el alias que usa este actor transformista. En una deliciosa charla con mirada-h nos cuenta un poco de su vida.

¿Cuándo fue la primera vez que te subiste a los tacos?
Fue hace bastante.. jaja Estaba probando, no era fácil ser un hombre casado, gay y con hijos. Yo solía actuar en despedidas de soltero. Siempre representaba a la novia cadavérica que molestaba al futuro esposo. Tiempo después vino mi separación, y mi familia aceptó.

¿Cómo fue la transición de ser padre de familia gay casado a salir del closet?

No fue fácil al principio. Aunque hoy en día mis hijos son me ayudan con parte de los shows. Mi hijo mayor, quien es papá de dos nenas también ha hecho de D.J. en eventos particulares.
Por otro lado, en ese momento, me enamoré perdidamente de un chico, que era carcelero. Me afectó muchísimo, era mi primera relación gay y quedé al borde de la locura. Incluso con un intento de suicidio, pero tuve y tengo muy buenos amigos y una familia de hierro, que me sacaron adelante.

¿Cuántos hijos tenés?

La nena de 19, tres varones; el mayor de 26, le sigue otro de 24 y el más chico de 20. Los amo, doy mi vida por ellos sin lugar a dudas.

Me decías que empezaste a trabajar en eventos particulares. ¿Cómo fue tu primer paso a trabajar en boliches gay?

El contacto llegó por medio de una drag queen, y empecé a ir a Gotika (Disco gay rosarina). Luego conocí a Silvana Paradiso, con ella comencé a trabajar en un boliche un par de veces por semana.

Habiendo pasado del ambiente de eventos particulares al ambiente gay. ¿Qué encontrás de diferente?

Las exigencias son diferentes. En el ambiente gay son más exigentes en cuanto a vestuarios, el puto es más exigente. Cuidamos mucho el aspecto estético.

¿Cómo hacés con los trajes, los zapatos?

La ropa la compro, la voy reformando, tengo una modista amiga quien me ayuda. También le encargo a Pablo Avalle que hace unas galeras y corpiños que son un sueño! Los zapatos son un tema, calzo 41 o 42 apretadito, tengo que buscar zapaterías que hacen talles grandes.

Actualmente ¿Dónde te podemos encontrar?

Hago eventos particulares, casamientos, presencias. Boliche, últimamente en El Refugio de Rosario. El público suele ser muy participativo.

Estás en pareja. ¿Te ha traído problemas trabajar en la noche?

¡Nunca! El me acompaña en todo, me aconseja y es mi fotógrafo personal. Es más, ha hecho de partener.

Además de tu trabajo como transformista. ¿Hacés algo más para vivir?

Sí, soy mozo. Trabajo en un club privado en la zona del monumento a la Bandera. Pero tengo plena libertad, cuando tengo un evento, les aviso y saben que no cuentan conmigo.

¿Cómo ves la movida gay desde que empezaste comparada con la actual?

El contacto con la gente es mayor. Hoy en día, puedo salir montado (vestido de mujer) desde mi casa, pero nadie te dice nada. Me subo al auto y me voy. En mi barrio, saben que soy gay, pero la gente no molesta.

Hace 20 años no había tantos gays fuera del closet como hoy en día. ¿Qué pensás de los de hoy en día?

Las cosas se aceptan mucho más naturalmente. Por ejemplo, mis hijos conocen a mi pareja y se llevan muy bien con él. También conocen a muchos de mis amigos. Aunque debo decirte que los prejuicios vienen de los mismos gays. Sí sos «gay, mariquita, trava, trans, etc.» A veces no diferencian una persona trans de un transformista.

¡Muchas gracias Angela!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *